Subvenciones 2015 para asociaciones, federaciones, gremios y centrales de compras

——————————————————————
El plazo de presentación de las solicitudes se inicia el día 1 de abril de 2015 y finaliza el día 30 de abril de 2015

———————————————————————-

El Plan de Gobierno de la Generalidad de Cataluña establece como objetivo prioritario el correcto desarrollo del comercio, los servicios la artesanía y la moda en la trama urbana consolidada del país, con el fin de potenciar y fortalecer el modelo de comercio catalán.

Este objetivo requiere estructuras asociativas territoriales y sectoriales que cumplan de la mejor manera su doble función interna y externa.

Por un lado, corresponde a todas las asociaciones de comerciantes facilitar información, formación y servicios a las empresas asociadas para hacerlas más competitivas, así como representarlas ante las administraciones públicas.

Por otro, las asociaciones territoriales deben ser capaces de proyectar la mejor imagen del comercio del municipio o zona que representan, trabajando para que se presente como un destino comercial atractivo.

Con estos incentivos en forma de subvención el Gobierno quiere apoyar el buen trabajo del comercio asociado, contribuyendo a su función de dinamización del entorno urbano ya su función de vertebración del tejido de pequeñas y medianas empresas, que son fuente de trabajo autónomo y garantía de la redistribución de la renta generada por la actividad comercial.

El Gobierno de la Generalidad, mediante el Consorcio de Comercio, Artesanía y Moda de Cataluña, como ente competente en materia de promoción del comercio, los servicios, la artesanía y la moda catalana, establece líneas de ayudas que pone a disposición de las entidades de estos sectores que de una forma tan relevante contribuyen al desarrollo económico del país y el bienestar de los ciudadanos.

En este sentido y con el objetivo de fomentar el comercio catalán, el Consejo General del Consorcio de Comercio, Artesanía y Moda de Cataluña, reunido en fecha de 5 de marzo de 2015, aprobó los programas para la concesión de subvenciones en el ámbito del comercio, los servicios, la artesanía y la moda catalana, y con el informe favorable de la Asesoría Jurídica del Departamento de Empresa y Empleo.